La epidemia química, la crisis de salud provocada por la contaminación química diaria

 

Grandes campañas institucionales en todo el mundo, nos recuerdan los peligros del tabaco, los problemas pulmonares de los fumadores activos y pasivos, pero nadie se atreve a hacer nada contra la contaminación atmosférica o la contaminación de nuestros alimentos.

Los daños que ocasionan en las personas la contaminación atmosférica, la especulación y alteración del agua, el uso de pesticidas, colorantes, conservantes, hormonas y hasta clonación de alimentos son tan importantes de divulgar como los peligros del tabaco.

Poner freno a la contaminación de las grandes industrias,  compañías petroleras, a los fabricantes de armas o a las grandes multinacionales de los alimentos que no dudan en utilizar los limites de las normas y en muchos casos saltárselas impunemente, no es posible dado los grandes intereses económicos y políticos que controlan estas empresas.

Pero es importante que se sepa. Es importante que de vez en cuando personas como Carlos de Prada se atrevan a publicarlo para que tomemos conciencia y a través de la información reclamemos nuestro derecho a un aire puro, a un agua limpia y a unos alimentos sanos.

El poeta latino Juvenal (60 d.C.-128 d.C.) dijo: “Mens sana in corpore sano”. Si aspiramos a una mente más sana, a una nueva conciencia, no podemos dejar de lado los elementos básicos que nos dan vida: el aire, el agua y la tierra.

Infórmate, toma conciencia y piensa qué puedes hacer, por poco que sea, para mejorar tu vida, así también ayudarás a mejorar la vida de los demás y la del planeta.

 

Puedes dejar un comentario, enlazarnos o recomendarnos desde tu web o Facebook.

Responder

Powered by WordPress | Designed by: All Premium Themes | Thanks to wordpress themes free, Best Free WordPress Themes and Free WordPress Themes